Cristina Pitarch

Cristina lleva toda su vida pintando y en una estrecha relación con el medio marino. Sus marinas son parte de su sello personal.

“Todo el mundo debería pintar”

Cristina Pitarch (Barcelona, 1966)

Nací en el Mediterráneo, resido en el área del Maresme, conocida por su extensión de playas.

Mi amor por el mar fluye profundamente de los recuerdos de la infancia, renovado diariamente con la visión de toda la costa catalana. Soy muy consciente de que este recurso natural debe ser apreciado y preservado.

Mi trabajo pretende sumergirnos en nuestros mares y océanos donde comenzó la vida.

Inspirada en la maravillosa fuerza de la energía de las aguas del mundo, canalizo mis emociones de tranquilidad y plenitud a través de mi pintura; óleo sobre lienzo.
Cada composición del mar la dibujo mentalmente en la playa para plasmarla después en el estudio.

Para mí, pintar es soñar…un reflejo directo del disfrute de la vida.

Creo que el arte te ayuda a crecer, cuando pintas o creas todo tu ser reacciona, desarrollas la contemplación, la espera, el desapego, el soltar o abandonar una obra cuando tienes que hacerlo, el poner distancia, el volver con una mirada fresca…

Deseo que mis obras provoquen el movimiento de la imaginación, ofreciendo al espectador su propia interpretación. Continúo siempre aprendiendo y disfrutando del camino.

Me declaro fiel admiradora de Joaquim Sorolla, mago de la luz y del color.

Mi trabajo ha aparecido en “La Crónica Global” del periódico “El español” y otros medios de comunicación.

Soy miembro de la organización de Mostrarte desde 2022.


Exposiciones:

2022 julioCalidoscopi / Gent de MasnouBarcelona
2022 octubreEsdeVinArtAlella, Barcelona
2022-2023Hotel ArreyAlella, Barcelona
2023 junioMirant al Mar / Centre Dalt de la VilaBadalona
2023 sep-dicAlta AlellaAlella, Barcelona
2023 noviembreEsdeVinArtAlella, Barcelona

Si está interesado en encargar una pieza específica, no dude en ponerse en contacto con nuestra organización.

«Amo lo que hago y toda mi vida he tenido al alcance la visión del mar, lo cual es una suerte.»

Continúo siempre aprendiendo y disfrutando del camino.